PROCESO PRODUCTIVO DE LA PANELA

Siembra

Teniendo en cuenta los respectivos estudios de suelos, topografía, y localización de los canales de riego; se adecuan las condiciones ideales para la siembra.

Corte

La cosecha dura entre 12 y 14 meses, allí aseguramos la calidad de la caña y sus grados ºBRIX antes de pasar al corte manual.

Extracción de jugos

La caña se comprime en un molino de mazas para separar el jugo del bagazo. Una vez obtenidos los jugos de la caña, estos se destinarán para la producción de la panela, y el bagazo se pasa por un proceso de secado para posteriormente ser aprovechado como combustible o material orgánico con el que se pueden abonar los terrenos.

Filtración y

limpieza de jugos

Teniendo en cuenta los respectivos estudios de suelos, topografía, y localización de los canales de riego; se adecuan las condiciones ideales para la siembra.

 

Deshidratación y concentración

del jugo de caña.

Cuando los jugos extraídos de la caña alcanzan un elevado contenido de solidos solubles entre 20 a 70 ºBRIX aproximadamente, se procede a la deshidratación de estos al calentarlos por encima de los 90º, de manera que en esta fase se obtengan las mieles apropiadas para la moldear la panela.

 

Clarificación

Consiste en la eliminación de residuos sólidos en suspensión que aun reside en el jugo de la caña. Esta acción es posible gracias a la acción de la temperatura y la reacción que tienen algunos compuestos naturales como el balso y el guácimo.

Panela sólida hecha con molde y pulverizada.

Una vez obtenida la miel se bate para lograr su cristalización, posteriormente se deposita en los moldes o gaberas hasta que adquieren su forma sólida definitiva. En el caso de la pulverizada las mieles se granulan manualmente con paleado mientras se enfría, posteriormente se tamiza para lograr el tamaño adecuado del grano.